Draft y Decisiones

El draft de la NFL no se equipara al Super Bowl en términos de espectadores, pero que se lleva de encuentro a muchos otros eventos deportivos en vivo. Tan solo en 2019, rompió su anterior récord con un total de 47.5 millones de espectadores por televisión. Como referencia, el Super Bowl pasado tuvo 98 millones de espectadores. Nada mal, la neta.

El proceso es sencillo: cada uno de los 32 equipos tiene un turno para escoger a un jugador universitario en edad elegible. El orden de selección prioriza al peor equipo de la temporada pasada y ‘castiga’ al campeón. Por lo tanto, el peor equipo del año pasado elige al probable mejor jugador de su generación, el segundo peor equipo elige al probable segundo mejor jugador de su generación, y así sucesivamente.

kmurray

No hay evento igual en el fútbol americano porque todos los fans están emocionados por sus equipos (contrario a cuando empiezan a perder durante la temporada). Aquí todo son expectativas, y los fans piensan que eligiendo al mejor prospecto de la generación, ya estarán en el Super Bowl el próximo año.

Los medios ha aprovechado al máximo la popularidad del evento, al grado que a cada equipo le otorgan una “calificación” de su draft por la calidad de jugadores que eligieron, así como la posición donde los pudieron obtener. El problema es que realmente NO sabemos si fue un buen o mal draft para el equipo, ni siquiera los mismos entrenadores que los eligieron. No hemos visto a los jugadores desarrollarse con sus equipos y sus esquemas ofensivos y defensivos, no los hemos visto jugar, cómo entrenan bajo presión, cuál es su ética de trabajo, cómo se llevan con otros jugadores, etc. Son muchos factores que están en juego, y para verdaderamente darnos cuenta qué tan bueno fue un draft tienen que pasar al menos tres años para evaluar correctamente la influencia de cada jugador en el equipo.

Esto pasa en equipos profesionales de la NFL, así como pasa en compañías pequeñas, medianas y multinacionales. Es muy difícil medir el resultado de una decisión después de haberla tomado. Cuando vas a comprar un nuevo sistema de control de inventarios, no puedes esperar que de un día para otro tus problemas se van a resolver. Tienes que considerar el tiempo que toma implementarlo, la curva de aprendizaje del personal, los errores que pueda haber en un principio, el tiempo que te toma a ti aprovecharlo al máximo con los reportes y análisis que te ayuden a tomar mejores decisiones.

IMG_8254
Cruda representación de las miles de variables que pueden ocurrir en una decisión.

Este tipo de resultados son mixtos y complicados de entender. Los resultados no son binarios, como decir si una mujer está o no embarazada (imagínate si existieran pruebas que te digan que estás más o menos embarazada). Cuando eliges la opción B de un universo de opciones A, B y C, las consecuencias de haber escogido B, también implican consecuencias de no haber elegido A ó C. Al elegir B puede que haya personal en la compañía que prefería la opción A, y eso podría provocar descontento y una baja en productividad. ¿Qué tal si tu competidor eligió la opción C y en menos de 1 mes empezó a generar resultados positivos? ¿Qué tal si existía una opción D que no sabías que era más rápida y menos costosa? La opción B tal vez implicaba más tiempo para ver resultados pero a la larga iba a ser la menos costosa.

No puedes pensar que los Vaqueros de Dallas vayan a ser radicalmente distintos después de un solo draft, así como tampoco puedes esperar que tu empresa cambie radicalmente por tomar una decisión. Es por eso que es importante llevar algún tipo de registro o control de tus decisiones importantes. Este “diario” debe contener todos los factores que consideraste al momento de tomar la decisión, así como lo que esperas que suceda en los próximos días/meses/años. Cada cierto tiempo debes volver a este registro para actualizar las consecuencias de cada decisión y si verdaderamente consideraste todos los factores importantes.

Si es difícil para equipos de fútbol americano sentarse a evaluar sus drafts de años pasados, imagínate lo complicado que es para las empresas llevar esta práctica en su día a día. Con estas acciones, estaremos logrando tener un proceso más metódico para la toma de decisiones y así buscar la mejora de nuestro negocio.

 

Buscamos aprender todos los días algo nuevo para ayudar a tu negocio a romper esquemas y lograr nuevas metas. Queremos platicar: mándanos un correo a david.villarreal.gzz@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s